sábado, 22 de enero de 2022

HOY/Norte de Castilla/ EL MANIATADO

 

La ventana indiscreta

EL MANIATADO

             Tomás Martín Tamayo

 

Va de suficiente, pero es una impostura más, otra mentira. Si hay alguna verdad en Pedro Sánchez es la que emana de la evidencia que se empeña en negar: es un títere en manos de sus socios. Tiene menos autoridad y capacidad de maniobra que los seis presidentes que le precedieron y ha rebajado la institución a la condición de tenderete para trileros. Es un presidente con grilletes puestos, a merced de los que saben de su ambición personal y preside un Consejo de ministros sobre el que no puede decidir, porque, por ceder, incluso ha cedido la prerrogativa de su composición. Hasta en eso fue tramposo, para un presidente que respete su cargo, las prerrogativas constitucionales que le corresponden, no son negociables. La presidencia no es suya, pero la utiliza y ha hecho de ella una moneda de cambio.  

Como no elige a sus ministros, tampoco puede cesarlos y queda a merced de las decisiones que otros toman por él. Ver “enchulecido” a Rufián, ejerciendo su apellido y exigiendo disparates, como mangonear la política comercial de Netflix, resulta ridículo, pero han aprendido que pueden apretar las tuercas, porque el presidente del Gobierno está dispuesto a cederlo todo. Todo, menos la presidencia. Quiere ser presidente, seguir siéndolo sin importarle el precio y, como no ha puesto límite a las exigencias, éstas crecen en cada envite. El infantil “¡me lo pido!” lo han aprendido incluso los proetarras de Otegui y la respuesta del Gobierno/PSOE - ¡Ay, PSOE, PSOE! - es la misma que se le da a todos los demás: “Te lo doy, pero la sillita ni moverla”. Aún con una presidencia inestable y medio vacía, quiere ser presidente, que hasta ahí llega su indigencia.

Ningún presidente de los países de la UE está tan maniatado como para no poder decidir sobre la composición de su gobierno, pero a Pedro Sánchez le da igual. Los que entran o salen, al margen de lo que dice la Constitución, lo deciden otros. ¿Sí se puede? Sí, sí se puede. Con Pedro Sánchez se puede todo. Y lo saben. Las crisis de Gobierno no afectan a una parte del Gobierno y, para que quedara constancia, Pablo Iglesias, tras su dimisión, se apresuró a anunciar quién le sustituiría en la vicepresidencia, Yolanda Díaz, y quién en la cuota que él dejaba como ministro, Ione Belarra. Pedro Sánchez asumió y firmo lo que se le presentaba, porque, aunque camina con ínfulas de jefe de estado, apenas puede responder del Gobierno que preside.

En los dos años de legislatura, las vergonzosas cesiones de “El maniatado”, se han hecho evidentes en otras dos ocasiones. En diciembre pasado, Yolanda Díaz anunció el cese “a petición propia” del somnoliento Castells, ministro de Universidades, y el nombramiento de Subirats para sustituirle. Subirats, qué puntería, es un separatista militante, pero eso no le impide ser ministro en el Gobierno de España. Y ahora, tras el último dislate de Garzón, ministro de Algo, Pedro Sánchez solo puede lamentar las consecuencias electorales para el PSOE, pero no cesarle. En UP necesitan a Garzón como desafío y prueba de poderío, para que quede claro que  en el  Gobierno hay un gobierno  del PSOE y otro de UP.

Sí, cada día está más claro que Pedro Sánchez agotará le legislatura, porque no hay indignidad que no esté dispuesto a soportar para seguir. Hasta el último aliento.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

*Si desea recibir mis artículos directamente envíe un correo electrónico a: tomasmartintamayo@gmail.com.  Todos los envíos se hacen por consentimiento expreso del solicitante.  Si los recibe y no quiere seguir recibiéndolos, indíquelo a ese mismo correo.

 

*A excepción del correo electrónico facilitado, no se dispone de ningún otro dato sobre los suscriptores. En la mayoría de los casos se ignora incluso la identidad del titular.

 

*En los artículos remitidos no se incluye ninguna publicidad y su reenvío es absolutamente gratuito.

 

*Todos mis artículos están abiertos en el Blog Cuentos del Día a Día y se publican en las ediciones, impresa y digital, de los periódicos HOY y El Norte de Castilla.

 

 En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como todos los posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos. Por favor, si no es uno de ellos notifíquemelo y elimine el mensaje de tu sistema.

 

sábado, 15 de enero de 2022

HOY/ Blog Cuentos del Día a Día/La calma del encinar

 


 

 


La ventana indiscreta

NIÑO, DEJA YA DE JODER CON LA PELOTA

 

                                              Tomás Martín Tamayo

 

A Garzón, ala comunista de UP, por aquello del reparto de cuotas debieron entregarle una cartera muy grande, con sus deberes en un post-it: “Búscate la vida”. Difícil tarea porque, aunque es experto en eso de buscarse la vida, -solo hay que ver su trayectoria laboral-, ahora tiene que inventarse algo, cada quince días, para justificar la inutilidad de su ministerio y con un montón de cargos de alto copete a sus órdenes. Una carpeta de gomillas y una mesita de playa, hubieran ido más acordes a su alta misión, pero como es una “cuota”, el hombre lo lleva como puede, que después de hacer el crucigrama queda mucho día y la holganza prolongada es una maldición, incluso para los holgazanes. Hay razones amontonadas para enseñarle la puerta y él las tiene para salir corriendo, pero, ¿adónde va la criatura? Serrat lo cantó: “Niño, deja ya de joder con la pelota”.

 

Encima, para complicarle más la vida, le entregan 60 millones para gastar, con lo que se ve forzado a fundir más de cinco millones de euros mensuales. Difícil tarea. ¿Cómo me las maravillaría yo?, debe preguntarse la cuota. Cualquiera puede cumplir con un día de compras y caprichos, pero gastar a cascoporro un día sí y al otro también, es complicado. Aun así, poco a poco va cogiendo ritmo y saca paridas todos los meses. El esfuerzo hay que reconocérselo, porque cada una de sus corridas son de vuelta al ruedo. ¿Andará cerca Iván Redondo?

 

Ganadería intensiva, extensiva, nómada, trashumante, ecológica… No me gusta la estabulada y en eso puedo coincidir con Garzón, pero, siendo diputado y ministro de Algo, lo que procede es que haga propuestas para una legislación más exigente y que el maltrato animal lo lleve al juzgado de guardia. Si los productores de la ganadería intensiva cumplen las normas, dicen que las más proteccionistas de la UE, demonizarlos es propio de un charlatán irresponsable. Flaco favor  hace a nuestras exportaciones que un ministro, en un periódico inglés, afirme que la carne española es mala y procede de animales maltratados. ¿Error en la traducción? Garzón es un error y no precisamente de traducción, pero a Pedro Sánchez le da igual mientras los socios de la UTE política que tienen montada le sostengan.

 

 Ayer calificando nuestro sector turístico “de baja calidad”,  contra las carnes rojas, “porque los que la consumen tienen problemas de masculinidad”, encabezando una manifestación de juguetes y presumiendo porque “solo ha costado 83.000 euros”, que esa sí que es buena. Ahora contra las exportaciones, las chuches, los refrescos azucarados.  ¿Ha propuesto alguna modificación? No, como árbitro, él dice que es penalti, pero no lo pita.

 

 ¿Cómo van a entenderlo los ingleses, si en español dice “estas leyes que hemos proponido cambiar…”? ¿Un desliz? Sí, pero un desliz por el que suspendían en el ingreso de bachillerato. Los escoltas se lo deben pasar muy bien con él. Y el bedel, también.

 

¿Debe dimitir o debe ser cesado? No le veo más incompetente que la de “ellas, ellos, elles” o la de lumínica sonrisita de pasarela, con “autoridadas y autoridades”. Para mí que está a la altura del Gobierno e incluso yo no le pondría la nota más baja. Garzón se busca la vida, que ese es su trabajo. Ser una cuota es lo que tiene.

 

___________________________________________________________

 

 

*Si desea recibir mis artículos directamente envíe un correo electrónico a: tomasmartintamayo@gmail.com.  Todos los envíos se hacen por consentimiento expreso del solicitante.  Si los recibe y no quiere seguir recibiéndolos,  indíquelo a ese mismo correo.

 

*A excepción del correo electrónico facilitado, no se dispone de ningún otro dato sobre los suscriptores. En la mayoría de los casos se ignora incluso la identidad del titular.

 

*En los artículos remitidos no se incluye ninguna publicidad y su reenvío es absolutamente gratuito.

 

*Todos mis artículos están abiertos en el Blog Cuentos del Día a Día y se publican en las ediciones, impresa y digital, de los  periódicos  HOY y El Norte de Castilla.

 

 En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como todos los posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos. Por favor, si no es uno de ellos notifíquemelo y elimine el mensaje de tu sistema.

domingo, 9 de enero de 2022



 

¿Les ponemos un campanillo?

Tengo puestas tres dosis de la Pfizer y me declaro ‘vacunacionista’ convencido. Creo que Edward Jenner, que en 1.796 desarrolló la primera vacuna, ha sido, con Fleming, la persona que más vidas ha salvado en la historia de la Humanidad. Cuestionar sus beneficios es difícil, aunque sé que sus detractores, incluidos científicos de prestigio, surgieron al mismo tiempo que las vacunas.

Ayer, en el canal dedicado al chinchorreo de las gilipolleces supremas, comparaban antivacunas con ‘terraplanistas’ capaces de negar el parpadeo, al mismo tiempo que parpadean. Creo que los antivacunas no merecen semejante comparación, porque no se basan en la irracionalidad y algunos de los que las cuestionan saben de medicina y de vacunas. Otros, que opinan de todo, ignoran qué son y en qué consisten. Y eso, a pesar de que en España han brotado cincuenta millones de virólogos/epidemiólogos en los dos últimos años. Un médico preguntó: ¿Qué es una vacuna? Y una celebridad televisiva lo aclaró: ¡Es una inyección que te ponen en el brazo! Bingo.

Ahora hay una acometida feroz, perfectamente planificada y teledirigida, contra los antivacunas, negacionistas o precavidos que cuestionan la celeridad con la que han desarrollado la del covid-19. Es verdad que está aliviando la carga de las UCI y la letalidad, pero nada se sabe de las consecuencias que pueden derivarse de ella a medio y largo plazo. Además, todos estamos perplejos por los bandazos de supuestos responsables que, en una semana, cambian diez veces de criterio y veinte de dirección. Si mañana nos dicen que lo mejor es llevar una lechuga en la cabeza, las lechugas subirían de precio... ¡Mejor un plátano y que sea de La Palma!

El ‘café para todos’ que quieren imponernos, se está demostrando contraproducente en unos casos y peligroso en otros. Yo mismo he pasado un calvario tras la tercera dosis, posiblemente porque mi sistema se ‘atragantó’ con tanta carga defensiva. ¿La necesitaba? No lo sé porque no se sabe, pero establecer para todos el mismo rasero no se compadece con una medicina atenta a la singularidad de cada paciente.

El enemigo es el virus y quien lo soltó, no los antivacunas. Ellos, aunque se les anatematice, no dejaron ‘escapar’, al bichito, pero es más barato señalar al paisano que a los chinos, con los que nadie se atreve. ¿No interesa saber cómo surgió todo esto? Seis millones de muertos, la economía global hundida –¡menos en China!–, y dos años después, no se sabe nada, porque nada se quiere saber. China pupa, a China no se le toca ni con una pluma de colibrí. ¿Imaginan que el virus se hubiera ‘distraído’ en un laboratorio de España?

¿Ponemos el campanillo de los leprosos a los antivacunas o a los que, sin serlo, no quieren vacunarse? La acometida es feroz contra ellos, para forzarlos a pasar por el aro y que se sumen al rebaño de los ‘no mires arriba’. ¿Hay que vacunarse por coj…? El pasaporte covid, como los inventos del TBO, sirve para entretener, pero no garantiza nada, porque puede abrir la puerta a vacunados con el virus activo y cerrarla a no vacunados que no lo tienen. Los primeros, si están contagiados pueden contagiar y los segundos no pueden contagiar si no están contagiados. ¡Venga, el campanillo, tilín, tilín, tilín!

sábado, 8 de enero de 2022

HOY/ La calma del encinar/ Blog Cuentos del Día a Día


 

La ventana indiscreta

¿LES PONEMOS UN CAMPANILLO?

 

                                          Tomás Martín Tamayo

 

Tengo puestas tres dosis de la Pfizer y me declaro “vacunacionista” convencido. Creo que Edward Jenner, que en 1.796 desarrolló la primera vacuna, ha sido, con Fleming, la persona que más vidas ha salvado en la historia de la Humanidad. Cuestionar sus beneficios es difícil, aunque sé que sus detractores, incluidos científicos de prestigio, surgieron al mismo tiempo que las vacunas.

 

Ayer, en el canal dedicado al chinchorreo de las gilipolleces supremas, comparaban antivacunas con “terraplanistas” capaces de negar el parpadeo, al mismo tiempo que parpadean. Creo que los antivacunas no merecen semejante comparación, porque no se basan en la irracionalidad y algunos de los que las cuestionan saben de medicina y de vacunas. Otros, que opinan de todo, ignoran qué son y en qué consisten. Y eso, a pesar de que en España han brotado cincuenta millones de virólogos/epidemiólogos en los dos últimos años. Un médico preguntó: ¿Qué es una vacuna? Y una celebridad televisiva lo aclaró: ¡Es una inyección que te ponen en el brazo! Bingo.

 

Ahora hay una acometida feroz, perfectamente planificada y teledirigida, contra los antivacunas, negacionistas o precavidos que cuestionan la celeridad con la que han desarrollado la del Covid-19. Es verdad que está aliviando la carga de las UCIS y la letalidad, pero nada se sabe de las consecuencias que pueden derivarse de ella a medio y largo plazo. Además, todos estamos perplejos por los bandazos de supuestos responsables que, en una semana, cambian diez veces de criterio y veinte de dirección. Si mañana nos dicen que lo mejor es llevar una lechuga en la cabeza, las lechugas subirían de precio... ¡Mejor un plátano y que sea de La Palma!

 

El “café para todos” que quieren imponernos, se está demostrando contraproducente en unos casos y peligroso en otros. Yo mismo he pasado un calvario tras la tercera dosis, posiblemente porque mi sistema se “atragantó” con tanta carga defensiva. ¿La necesitaba? No lo sé porque no se sabe, pero establecer para todos el mismo rasero no se compadece con una medicina atenta a la singularidad de cada paciente.

 

El enemigo es el virus y quien lo soltó, no los antivacunas. Ellos, aunque se les anatematice, no dejaron “escapar”, al bichito, pero es más barato señalar al paisano que a los chinos, con los que nadie se atreve. ¿No interesa saber cómo surgió todo esto? Seis millones de muertos, la economía global hundida - ¡menos en China! -, y dos años después, no se sabe nada, porque nada se quiere saber. China pupa, a China no se le toca ni con una pluma de colibrí. ¿Imaginan que el virus se hubiera “distraído” en un laboratorio de España?

 

¿Ponemos el campanillo de los leprosos a los antivacunas o a los que, sin serlo, no quieren vacunarse? La acometida es feroz contra ellos, para forzarlos a pasar por el aro y que se sumen al rebaño de los “No mires arriba”. ¿Hay que vacunarse por coj…? El pasaporte Covid, como los inventos del TBO, sirve para entretener, pero no garantiza nada, porque puede abrir la puerta a vacunados con el virus activo y cerrarla a no vacunados que no lo tienen. Los primeros, si están contagiados pueden contagiar y los segundos no pueden contagiar si no están contagiados. ¡Venga, el campanillo, tilín, tilín, tilín!

____________________________________________________________

 

*Si desea recibir mis artículos directamente envíe un correo electrónico a: tomasmartintamayo@gmail.com.  Todos los envíos se hacen por consentimiento expreso del solicitante.  Si los recibe y no quiere seguir recibiéndolos,  indíquelo a ese mismo correo.

 

*A excepción del correo electrónico facilitado, no se dispone de ningún otro dato sobre los suscriptores. En la mayoría de los casos se ignora incluso la identidad del titular.

 

*En los artículos remitidos no se incluye ninguna publicidad y su reenvío es absolutamente gratuito.

 

*Todos mis artículos están abiertos en el Blog Cuentos del Día a Día y se publican en las ediciones, impresa y digital, de los  periódicos  HOY y El Norte de Castilla.

 

 En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como todos los posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos. Por favor, si no es uno de ellos notifíquemelo y elimine el mensaje de tu sistema.

domingo, 2 de enero de 2022

EL NORTE DE CASTILLA/ Blog Cuentos del Día a Día

 



   La ventana indiscreta                      

   MANTENER PRIVILEGIOS

 

                                    Tomás Martín Tamayo                                                              

 

 

Si el adelanto electoral en CyL se justifica por la desconfianza entre los socios, la llamada a las urnas en el Gobierno “sanchistaleninista” debería haberse materializado a los pocos días de su andadura. Los arrumacos previos, abrazos incluidos, fueron más cortos que los títulos de crédito de “Cinco horas con Mario” y la competición para ver quién mea más lejos comenzó antes de que Manuel Castells, ex ministro de Universidades, despertara. UP ha demostrado ser un socio poco fiable, solo sostenido porque Pedro Sánchez no levanta la mirada de su ombligo y todo lo demás, PSOE incluido, le importa menos que a Mañueco las invectivas de Igea.

Ahora, aprovechando que la ministra de Defensa ha lanzado un torpedo hacia el rey emérito, “No es ejemplo ni modelo para nadie”, desde UP dan una vuelta al torniquete para atacar también al hijo, al “ciudadano Borbón”, al que señalan como freno para que se aborde una reforma constitucional que acabaría con los privilegios de la Casa Real… ¿Tanto poder tiene el rey? Privilegios medievales sí, porque en la Constitución sigue vigente que “La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”, pero no parece que pueda ser barrera infranqueable para el Gobierno y sus socios, la mayoría declarados republicanos o antimonárquicos.

Al margen de soflamas de desahogo y al margen del propio Felipe VI, parece evidente que la cuestión monárquica es solo un palo más en la rueda de la revisión que la Constitución necesita. La España de 1978 no es la misma 43 años después y la Constitución, que se hizo como se pudo, intentó limar diferencias para ahormar un texto que no produjera sarpullidos ni carpetazos. Hoy la Constitución y muchas de las leyes que en ella se fundamentan, dan lugar a despropósitos que no se corresponden con el tiempo. Si las normas fueran inamovibles seguiríamos quemando brujas o montando cruzadas contra los infieles, pero las sociedades evolucionan y exigen cambios que no se pueden eternizar. Una de las revisiones más urgentes es la de la Ley Electoral, que parece que no puede afrontarse sin adaptar antes el texto constitucional.

  De momento hemos de aceptar como bueno que los votos no tengan el mismo valor.  Es algo que comprobaremos, una vez más, el 13-F en CyL. Cien mil votos pueden no servir para nada a la hora de asignar escaños y veinte mil pueden ser determinantes para la formación de un gobierno, pero.  ¿cómo se cambia una ley que depende de los que se benefician de sus desvaríos? No nos hagamos ilusiones, PP, PSOE y los nacionalistas jamás afrontarán semejante reforma y el rey tiene poco que decir en este asunto.

¿Es razonable que un prófugo, como Puigdemont, pueda presentarse a unas elecciones autonómicas con el propósito de repetir los mismos delitos por los que la Justicia lo persigue? ¿Y que sin poder pisar suelo español ocupe uno de los escaños de España en el Parlamento Europeo?

El hándicap para la reforma constitucional no es el rey, sino la partitocracia y el interés puntual de las formaciones políticas, que no quieren soltar el ronzal para que los diputados puedan votar en conciencia. Unos y otros se vigilan, se acarician, se besuquean y por mantener sus o su privilegio, son capaces de legitimar al mismo Otegui. En esto el rey está a verlas venir.

 

*Si desea recibir mis artículos directamente envíe un correo electrónico a: tomasmartintamayo@gmail.com.  Todos los envíos se hacen por consentimiento expreso del solicitante.  Si los recibe y no quiere seguir recibiéndolos,  indíquelo a ese mismo correo.

 

*A excepción del correo electrónico facilitado, no se dispone de ningún otro dato sobre los suscriptores. En la mayoría de los casos se ignora incluso la identidad del titular.

 

*En los artículos remitidos no se incluye ninguna publicidad y su reenvío es absolutamente gratuito.

 

*Todos mis artículos están abiertos en el Blog Cuentos del Día a Día y se publican en las ediciones, impresa y digital, de los periódicos HOY y El Norte de Castilla.

 

 En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como todos los posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos. Por favor, si no es uno de ellos notifíquemelo y elimine el mensaje de tu sistema.

domingo, 26 de diciembre de 2021

 

 

La ventana indiscreta

ENTRE PILLOS ANDA EL JUEGO

                        Tomás Martín Tamayo

 

Desde septiembre pasado se sabe que en el tablero político de CyL se iba a dar un “jaque mate” y lo que extraña es que éste se haya dilatado más que el volcán de La Palma. En estos tres meses, blancas y negras no han dejado de pergeñar sus estrategias, en un juego tan absurdo como peligroso para la Comunidad. Si en un gobierno de coalición la desconfianza sustituye a la obligada lealtad entre los socios, lo sensato es disolver el matrimonio de conveniencia antes de que el desencuentro llene de aluminosis el edificio de la administración y los platos rotos los pague el administrado. Una vez más, blancas y negras se han enrocado en sus intereses, en el laboratorio de las estrategias, con sus probetas y prospecciones electorales, para estudiar el momento del mordisco definitivo al “socio”. Entre pillos andaba el juego.

 

Con descalificaciones que aportan poco, Mañueco resumió los motivos de su decisión: “Moción de censura o elecciones”, porque parece que la urdimbre de la confabulación entre PSOE, UP, Cs, tránsfuga, Por Ávila… para la moción de censura estaba tan avanzada que apenas faltaba el tiempo reglamentario para presentarla en el registro. Aunque tarde, creo que la mejor decisión es el adelanto electoral y que sea la urna la que dirima un conflicto que, por lo que dice Mañueco, solo tenía dos salidas.

 El grueso de los columnistas de El Norte lleva tres meses anunciando la decisión que ahora se ha tomado y su director, Ángel Ortiz, en sus cartas dominicales, pese a que suele mantener las distancias, en este tema se empleó a fondo y puso muchos decibelios pidiendo un adelanto electoral para el que no veía otra alternativa. Pero ¿por qué ahora?

 

Inés Arrimadas, que corre el riesgo de que se le cincele a perpetuidad la mueca de la sorpresa, asegura que es una maniobra de distracción para aparcar la pugna del liderazgo entre Casado y Ayuso. Parece más sencillo: A) Cs se ha quedado sin suelo electoral y, como pasó en Madrid, todo indica que su fecha de caducidad la tiene marcada en la tapa. B) El PSOE, a la desesperada, busca golpes de efectos para paliar el óxido que “el killer” monclovita está inyectando a todo el partido. C) Podemos necesita visibilidad y la tránsfuga y Por Ávila continuidad. Y D) El PP no podía agotar la legislatura sin dar un golpe de gracia a los que le disputan su espacio. Con seguridad, Mañueco tiene sobre su mesa prospecciones que le benefician, aunque el CIS de Tezanos salga mañana dando la mayoría absoluta a su PSOE.

 

En “El burlador de Sevilla”, don Juan Tenorio se ríe del que le alerta con los males del infierno: “Cuan largo me lo fiais”, respondió, dejando claro que lo que le importaba era el presente y no las consecuencias de un futuro incierto. Mañueco, ha hecho lo propio. A lo que queda del Cs le ha ganado por la mano, el PSOE, después de Murcia y Madrid, nuevamente está colgado de la brocha... Mañueco se ha sacudido las impertinencias, como perro que sale del agua.

 Desde que en septiembre el PP y Gobierno de CyL tuvieron el cuajo de votar con el PSOE que “el deterioro de la red de atención primaria en el medio rural está llevando a esta Comunidad a una situación insoportable e insostenible, desde el punto de vista de la cohesión social y territorial” y “La Junta de Castilla y León lleva años abandonando y relegando la atención primaria a un segundo plano en cuestión de inversiones y de dotación de recursos”, la moneda del divorcio estaba en el aire. En esta misma ventana se dijo que lo que procedía era convocar elecciones antes de salir del hemiciclo.

 

 No se entiende la sorpresa de Igea, que el lunes pasado parecía haberse tragado un palo de fregona. ¿Con alevosía y nocturnidad...? Bueno, con nocturnidad sí, porque Mañueco empleo la noche/madrugada en perfilar la lidia y preparando el descabello para el 13-F. Veremos si da la vuelta al ruedo.

______________________________________________________

*Si desea recibir mis artículos directamente envíe un correo electrónico a: tomasmartintamayo@gmail.com.  Todos los envíos se hacen por consentimiento expreso del solicitante.  Si los recibe y no quiere seguir recibiéndolos, indíquelo a ese mismo correo.

 

*A excepción del correo electrónico facilitado, no se dispone de ningún otro dato sobre los suscriptores. En la mayoría de los casos se ignora incluso la identidad del titular.

 

*En los artículos remitidos no se incluye ninguna publicidad y su reenvío es absolutamente gratuito.

 

*Todos mis artículos están abiertos en el Blog Cuentos del Día a Día y se publican en las ediciones, impresa y digital, de los  periódicos  HOY y El Norte de Castilla.

 

 En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como todos los posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos. Por favor, si no es uno de ellos notifíquemelo y elimine el mensaje de tu sistema.

sábado, 18 de diciembre de 2021

Publicado en HOY 18/12/2021 -BLOG CUENTOS DEL DÍA A DÍA

 


La calma del encinar

 IMAGINEMOS    

                                       Tomás Martín Tamayo

Pongámonos en situación e imaginemos como real el siguiente relato: Un padre secuestra a sus hijos  para protegerlos de las perversiones de la madre. Pese a los requerimientos de la Justicia para que los devuelva, los retiene durante más de un año, pone a los niños en peligro y en la marginalidad, impidiéndoles incluso la escolarización. En torno al padre se arremolinan cuatro tiparracos, analfabetos funcionales, cantamañanas ignorantes, pretenciosos,  aprovechados y “machonazis”, que lo jalean constantemente y le ofrecen alternativas para seguir burlando la decisión del juez, que lo tiene en busca y captura.

 

El tipo, un tal Juan, asesorado por la fuerza del griterío más zafio y arropado por un ejército de machorros desalmados, luce palmito y, llorón,  se pasea por todos los medios. ¡Pobrecito, pese a seis sentencias condenatorias! El caso,  políticamente manipulado, mueve conciencias y escala hasta el presidente del Gobierno que, a pesar de ser un pusilánime,  aprovecha el tirón mediático para “ponerse en lugar de ese pobre padre, forzado a huir para defender a sus hijos”. ¿Me siguen? Pues sigamos.

 

El tío, con menos luces que una palmatoria, perseguido en España y en Italia, porque la madre de las criaturas es italiana,  es detenido y  el juez entrega los niños a la madre. La jauría que lo rodeaba monta en cólera y aúlla a la luna, pero cuando ven que sus actos pueden tener consecuencias penales, pies para qué os quiero y dejan al camastrón a la sombra de su sombra. El tic-tac de la Justicia se pone en marcha y lo condenan a cinco años de cárcel, seis de inhabilitación sobre la patria potestad de los niños y al pago de una indemnización.

 

 ¡Qué injusticia, maldita sea, cómo es posible, esto solo pasa en  una España fascista! La sentencia fue recurrida y confirmada, por lo que el fugitivo acabó en prisión, asistido por el  lloriqueo lejano de los que lo pusieron en esa situación… ¿Los niños? ¡Vaya tontería!

 

Desde la cárcel el recordatorio por la “injusticia” es permanente, se movilizan incluso  tres ministros que logran que se acelere un indulto para dejar al tipillo en libertad. Y después de un presidente pusilánime, otro, osado y fanfarrón, pretende burlar la sentencia concediendo al secuestrador un indulto en pocos meses… Solo faltaba el trámite de que el juez no pusiera objeciones, pero, oh, sorpresa, objeciones hubo, maldito sea.

 

Objeciones de grueso calibre. El juez, para argumentar el rechazo al indulto,  dice que el tipo encubrió abusos sexuales de un hijo de tres años y que, además de no denunciarlo, ni siquiera requirió asistencia médica para el niño. Que se supo de los abusos por las cuidadoras de la guardería, que requirieron la intervención de un pediatra y que este, ante las “espeluznantes” evidencias, lo pasó al forense…El padrecito llorón deja en pelota viva al Consejo de Ministros y se queda en la cárcel  por el bien de sus hijos… ¡Como si los hijos importaran a alguien!

 

Sigamos imaginando: ¿Creen posible que, a pesar de todo, tres ministros salgan en defensa del tiparraco,  hablen de persecución interesada y de “violencia institucional”? Imposible si se trata de uno, pero no de una, que esto es España. Para creerlo tienen que poner madre donde escribí padre, ministra dónde ministro, “feminazi”, donde dije “machonazi” y tiparraca donde dije tiparraco. En lugar de él pongan ella y en vez de Juan lean  Juana. Así sí.

________________________________________________________

*Si desea recibir mis artículos directamente envíe un correo electrónico a: tomasmartintamayo@gmail.com.  Todos los envíos se hacen por consentimiento expreso del solicitante.  Si los recibe y no quiere seguir recibiéndolos,  indíquelo a ese mismo correo.

 

*A excepción del correo electrónico facilitado, no se dispone de ningún otro dato sobre los suscriptores. En la mayoría de los casos se ignora incluso la identidad del titular.

 

*En los artículos remitidos no se incluye ninguna publicidad y su reenvío es absolutamente gratuito.

 

*Todos mis artículos están abiertos en el Blog Cuentos del Día a Día y se publican en las ediciones, impresa y digital, de los  periódicos  HOY y El Norte de Castilla.

 

 En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como todos los posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos. Por favor, si no es uno de ellos notifíquemelo y elimine el mensaje de tu sistema.

sábado, 11 de diciembre de 2021

Publicado en HOY, 11/12/2021

 



La calma del encinar

LA TASCA DE LAS BOGAS

 

                                     Tomás Martín Tamayo

 

A primeros de año, un amigo cordobés, poeta, catedrático emérito de la Universidad de Granada, me lo comunicó con un SMS: “Ayer se ahorcó “Siquillo”, el  cojito de la  “La Boga”. ¿Te acuerdas? Solo yo estuve en el sepelio”.  Me acuerdo. Íbamos a la tasca “La Boga”, en un barrio cordobés de los 70, porque era barato, servía un vino con mucha alegría dentro y porque en un lateral del mostrador tenía un lebrillo lleno de bogas y cada dos o tres rondas, a capricho, nos ponía de aperitivo uno de aquellos peces de ojos enloquecidos, amargos y algo picantes, que él mismo aliñaba. Mientras la clientela hablaba,  él, como un autómata, pasaba el trapo húmedo por la madera del mostrador. No entraba  en conversación, atendía con gestos de entendimiento, pocos, pero en lo que decía estaba el deje de su Salamanca campera.

 

 Se casó con la viuda, muy mayor, del dueño de  “La Boga”, que lo hizo viudo al poco y allí se quedó, toreando la resignación mansa de un destino que no había imaginado. Nunca conocí un vivo tan muerto y tan triste como “Siquillo”. Cuando llegaba la hora del cierre apagaba y encendía las tres bombillas mortecinas sobre el mostrador y si la salida se dilataba, segundo aviso, se acercaba con un “¡Vamos que nos vamos!”, que no admitía última ronda.

 

El aliñador de bogas picantes había conocido días de gloria como promesa del toreo y la prensa recogió en titulares el vaticinio de El Cordobés: “Ese siquillo tiene mucho que decir”.  “Siquillo” se quedó para siempre. Allí estaba la sentencia, enmarcada en un titular del Diario de Córdoba. Las desconchadas paredes de su tasca daban testimonio de un pasado que apenas tuvo presente. Fotografías amarillentas con Paco Camino, Palomo Linares, El Viti, El Cordobés, Victoriano Valencia… Pero no llegó y, como tantos, el eco de los aplausos quedó prendido de su memoria, allí dentro, zumbando como un enjambre de abejas. Clemente Matas, “Siquillo”, apenas dijo algo en ese mundo y enmudeció de una forma despiadada para uno señalado como futuro “grande”.

 

Sin las fotos delatoras de las paredes nadie hubiera imaginado que el cojito de las bogas, muy pocos años antes, había recibido la bienvenida de las figuras consagradas del toreo. La mala suerte le llegó en  la pisada de un novillo, que le descompuso para siempre el puzle de  huesos del pie izquierdo. No hubo solución ni con una novillada de ayuda  y después de entregar lo poco que había ahorrado en sus días de cuatro horas, dijo adiós a un sueño que lo enclaustró en una tasca, para que hiciera el paseíllo de gloria entre el mostrador de madera y las botellas que dormitaban cubiertas de polvo, en una repisa a su espalda.

 

En septiembre he vuelto a Córdoba y en una mañana vacía -“llenan mis recuerdos la taberna”-, fui a buscar un sitio que puede que nunca existiera. No encontré ni la calle, pero cerca, más o menos, en una cafetería impersonal,  nadie sabía del novillero de los sueños cojos. ¿Qué habrá sido de las fotos de “Siquillo” con las figuras del toreo? ¿Y del mostrador de madera? ¿En qué vertedero estará el lebrillo de las bogas? En el cementerio de Córdoba, el enterrador me señaló un nicho en  tercera planta, con las iniciales CM arañadas sobre el cemento.

_____________________________________________________

 

*Si desea recibir mis artículos directamente envíe un correo electrónico a: tomasmartintamayo@gmail.com.  Todos los envíos se hacen por consentimiento expreso del solicitante.  Si los recibe y no quiere seguir recibiéndolos,  indíquelo a ese mismo correo.

 

*A excepción del correo electrónico facilitado, no se dispone de ningún otro dato sobre los suscriptores. En la mayoría de los casos se ignora incluso la identidad del titular.

 

*En los artículos remitidos no se incluye ninguna publicidad y su reenvío es absolutamente gratuito.

 

*Todos mis artículos están abiertos en el Blog Cuentos del Día a Día y se publican en las ediciones, impresa y digital, de los  periódicos  HOY y El Norte de Castilla.

 

 En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como todos los posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos. Por favor, si no es uno de ellos notifíquemelo y elimine el mensaje de tu sistema.

 

 

 

domingo, 5 de diciembre de 2021

Publicado en EL NORTE DE CASTILLA 05/12/2021

 

Tan claro como el arrope

Lo que dice doña Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno, sobre algo y lo que yo entiendo:


 «Toda política es política climática. Un abordaje efectivo del cambio climático, nuestro principal reto como Humanidad, parte de entender que justicia climática y justicia social son dos caras de una misma moneda».

 O sea, un yo qué sé, pero lo aclara y así se entiende el éxito de ‘Las chicas de la Cruz Roja’.


«Por ello debemos exigir un pacto verde europeo que ponga el trabajo decente en el centro, que fomente un crecimiento inclusivo y sostenible y que apueste en todo momento por el ensanchamiento democrático de nuestras sociedades». 

Con esto ya es que no caben disculpas para no entenderla, porque poniendo el trabajo decente en el centro se resuelven los flecos que explican que los berberechos al purgarlos escupan como defensa. Entiendo que es su clarísimo alegato sobre lo irresoluble que se enmarca en la saudade. Sí, la saudade.


 «En portugués y en gallego tenemos un concepto único, difícilmente traducible: la saudade. De entre las muchas definiciones que han tratado de capturar esta idea tan escurridiza, me quedo con la ofrecida por Rafael Dieste, ya que para el escritor gallego la saudade es ‘la inquietud de no llegar y la alegría de seguir’.

 Está claro, nos invita a seguir aunque no lleguemos porque la idea de saudade, como bien dice, es escurridiza y puede deslizarse entre los dedos. Por eso aclara el fondo de la cuestión: ¿por qué las monjitas siguen haciendo dulces caseros?».


«La saudade nos habla así de la atención irresoluble entre presente y futuro, entre la incertidumbre y la esperanza». 

¡Ahora sí! La atención irresoluble entre la incertidumbre y la esperanza es equiparable al concepto igualmente irresoluble entre presente y futuro. Por eso el canto gregoriano no está en el reguetón. Pero la vice insiste y tira de recursos pedagógicos porque sabe que el pueblo que tanto la quiere y admira coincidirá con ella. Se explica.


 «Así, frente a la parálisis y anhelo, creo firmemente en esa saudade que dinamiza nuestro producto de transformación y nuestra labor de gobierno, a pesar de las dificultades y la resistencia movidas entre la discrepancia entre lo real y lo posible y centrado en objetivos concretos y metas ambiciosas».

 ¡Toma ya! La parálisis y anhelos del abordaje efectivo del crecimiento sostenible quedan claros y crea una irresoluble atención entre la incertidumbre y la esperanza, según yo veo, porque los conceptos entre presente y futuro son igualmente recalcitrantes. Dicho queda, Picasso pintó el ‘Guernica’ en blanco y negro porque se quedó sin colores.


Deben leerse todos los entrecomillados seguidos para que no se vea alteración en su discurso. Ahora se entiende que, según el exmaquiavelito Redondo, Yolanda Díaz es el futuro que nos espera, la más popular, querida y valorada. Ada Colau lo vio claro: «Nunca quisiste ser presidenta ni líder mundial, pero te ha tocado».

No fue una improvisación, lo llevaba escrito, lo había meditado y lo cantó calmosa, enfatizando y arrastrando las frases para hacerlas más entendibles. Algo innecesario porque cuando se habla, o se lee, con el corazón todo fluye como la saudade que acaricia nuestro empeño. Se hace imprescindible lo que propone doña Yolanda, un pacto verde europeo que acabe con los algoritmos filantrópicos, ubicuos y de esgrima balsámica. Yat’á.

sábado, 4 de diciembre de 2021


 

                   La calma del encinar      

                   TAN CLARO COMO EL ARROPE

                                                        Tomás Martín Tamayo                               

 

Lo que dice doña Yolanda Díaz, vicepresidente segunda del Gobierno, sobre algo y lo que yo entiendo:

Toda política es política climática. Un abordaje efectivo del cambio climático, nuestro principal reto como Humanidad, parte de entender que justicia climática y justicia social son dos caras de una misma moneda”.

O sea, un yo qué sé, pero lo aclara y así se entiende el éxito de “Las chicas de la Cruz Roja”.


“Por ello debemos exigir un pacto verde europeo que ponga el trabajo decente en el centro, que fomente un crecimiento inclusivo y sostenible y que apueste en todo momento por el ensanchamiento democrático de nuestras sociedades”. 

Con esto ya es que no caben disculpas para no entenderla, porque poniendo el trabajo decente en el centro se resuelven los flecos que explican que los berberechos al purgarlos escupan como defensa. Entiendo que es su clarísimo alegato sobre lo irresoluble que se enmarca en la saudade. Sí, la saudade:

 

“En portugués y en gallego tenemos un concepto único, difícilmente traducible: la saudade. De entre las muchas definiciones que han tratado de capturar esta idea tan escurridiza,  me quedo con la ofrecida por Rafael Dieste, ya que para el escritor gallego la saudade es “la inquietud de no llegar y la alegría de seguir”. 

 Está claro, nos invita a seguir aunque no lleguemos porque la idea de “saudade”, como bien dice, es escurridiza y puede deslizarse entre los dedos. Por eso aclara  el fondo de la cuestión: ¿por qué las monjitas siguen haciendo dulces caseros?


“La saudade nos habla así de la atención irresoluble entre presente y futuro, entre la incertidumbre y la esperanza”.

¡Ahora sí! La atención irresoluble entre la incertidumbre y la esperanza es equiparable al concepto igualmente irresoluble entre presente y futuro. Por eso el canto gregoriano no está en el reguetón. Pero la vice insiste y tira de recursos pedagógicos porque sabe que el pueblo que tanto la quiere y admira, coincidirá con ella. Se explica:


“Así, frente a la parálisis y anhelo, creo firmemente en esa saudade que dinamiza nuestro producto de transformación y nuestra labor de gobierno, a pesar de las dificultades y la resistencia movidas entre la discrepancia entre lo real  y lo posible y centrado en objetivos concretos y metas ambiciosas”.

¡Toma ya! La parálisis y anhelos del abordaje efectivo del crecimiento sostenible quedan claros y crea una irresoluble atención entre la incertidumbre y la esperanza, según yo veo, porque los conceptos entre presente y futuro son igualmente recalcitrantes. Dicho queda, Picasso pintó el Guernica en blanco y negro porque se quedó sin colores.


Deben leerse todos los entrecomillados seguidos  o visualizar el enlace para que no se vea alteración en su discurso. Ahora se entiende que, según el ex maquiavelito Redondo, Yolanda Díaz es el futuro que nos espera, la más popular, querida y valorada. Ada Colau lo vio claro: “Nunca quisiste ser presidenta ni líder mundial, pero te ha tocado”.

 No fue una improvisación, lo llevaba escrito, lo había meditado  y lo cantó calmosa, enfatizando y arrastrando las frases para hacerlas más entendibles. Algo innecesario porque cuando se habla, o se lee con el corazón todo fluye como la saudade que acaricia nuestro empeño. Se hace imprescindible lo que propone doña Yolanda, un pacto verde europeo que acabe con los algoritmos filantrópicos,  ubicuos y de esgrima balsámica. Yat´á.

(https://youtu.be/bltrPeuPTWg)

 

____________________________________________________________

*Si desea recibir mis artículos directamente envíe un correo electrónico a: tomasmartintamayo@gmail.com.  Todos los envíos se hacen por consentimiento expreso del solicitante.  Si los recibe y no quiere seguir recibiéndolos,  indíquelo a ese mismo correo.

 

*A excepción del correo electrónico facilitado, no se dispone de ningún otro dato sobre los suscriptores. En la mayoría de los casos se ignora incluso la identidad del titular.

 

*En los artículos remitidos no se incluye ninguna publicidad y su reenvío es absolutamente gratuito.

 

*Todos mis artículos están abiertos en el Blog Cuentos del Día a Día y se publican en las ediciones, impresa y digital, de los  periódicos  HOY y El Norte de Castilla.

 

 En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como todos los posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos. Por favor, si no es uno de ellos notifíquemelo y elimine el mensaje de tu sistema.