sábado, 15 de octubre de 2011

MÁS ERES TÚ


La legislatura arrancó rarita, porque Monago, desde el primer día, comenzó a comportarse como si dispusiera de mayoría absoluta. Parece que disponía de claves que los demás ignorábamos, porque Izquierda Unida, con sus tres diputados, se ha dedicado a comprender, a entender y bendecir, con algún cuestionamiento retórico, todo lo que la Junta ha propuesto. Han sido los de IU tan condescendientes con el PP, que cuando surgieron los primeros casos vergonzantes de nepotismo y enchufismo, se limitaron a decir que eso estaba feo… (¡Uy, qué finos nos han salido!) El caso es que desde el primer minuto, el triunvirato del mando absoluto, Monago, la vicepresidenta je, je, je y el presidente de la Asamblea, han ido a lo suyo, impartiendo doctrina y predicando con el ejemplo.

En medio de la nada y con una escenografía de marcado diseño publicitario, porque parece que él único que está en su puesto es Iván Redondo, lo primero que ha trascendido del “gobierno de los mejores” es que los primeros puestos son para la parentela. No es de extrañar que los jefes y jefecillos se hayan apresurado a colocar a sus mujeres, hermanos, hijas, sobrinos, primos… después de ver como Monago colocaba a su cuñado y a dos amigos como asesores de Deportes (ah, si el jefe lo hace…), la vicepresidenta je, je, je, situaba a su pareja y el presidente de la Asamblea (este nos está dando días muy felices), justificaba el nombramiento de su primo y el rechazo a los conductores oficiales, porque él necesita gente de su “absolutisima confianza”… ¡Qué manera más sencilla de liquidar el Cuerpo de Funcionarios Civiles del Estado! ¿Dónde estarán los sindicatos?

Con el triunvirato del poder dando estos ejemplos, el pistoletazo de salida no podía ser diferente y lo primero que ha dado la vuelta al ruedo nacional del nuevo gobierno ha sido la propagación del nepotismo que lo ha salpicado. Pero lo peor estaba por llegar, porque en vez de rectificar, recoger velas, disculparse y desandar el errático camino iniciado, han sacado pecho, se han puesto gallitos y, para justificarse, han voceado el “más eres tú” porque dicen que en la Junta socialista también lo hacían. ¿Lo hacían? Sí, lo hacían y porque lo hacían algunos lo hemos perseguido con saña. Tiene poco sentido criticar al PSOE por lo que hacían y hacer lo mismo cuando gracias a Izquierda Unida y a las fórmulas magistrales de Zapateros llega el PP. ¡Ay, que poco se valora lo conseguido sin esfuerzo!

¿Quién va a poner orden en las escalas inferiores, consejeros, directores generales, ayuntamientos, mancomunidades, diputaciones…? ¿Cómo se justifica el ramplón “más eres tú”, el trueque del rearme moral por el “todos somos iguales” y que estos comiencen como acabaron los otros? Entre los que se fueron y los que han llegado, más de lo mismo, Extremadura vuelve a estar en el punto de mira nacional, porque la única medida de impacto que ha trascendido ha sido el uso y el abuso del nepotismo. Cuá, cuá, cuá. No tenemos remedio, lo nuestro es el yo, mi, me, conmigo. ¡Haz una guerra para esto!

3 comentarios:

Isabel I la Católica dijo...

Estimado D. Tomás.

Para que fueran creíbles, como adalid del regeneracionismo que eso es lo que debería de ser el PP de Extremadura, en julio tenían que haber dicho: "Señores, vamos a reformar la Ley de Función Pública de Extremadura para eliminar esa categoria caciquil que es el personal eventual". Nos hubiéramos quitado el cráneo al estilo valleinclanesco.

Al Sr. Manzano: Estatuto del Empleado Público (Ley 7/2007). No se preocupe si el conductor es funcionario por oposición. Por ley debe ser una tumba del tiempo de los egipcios (por el silencio). Es considerado falta muy grave: "La publicación o utilización indebida de la documentación o información a que tengan o hayan tenido acceso por razón de su cargo o función".
Un abrazo.

Antonio Gómez dijo...

....mas razón que un santo. ¿ y para esto voté tantos años y tantas veces al PP ? ¿ Para esto "echó" a los "señoritos" a Madrid ?......... una y no más santoTomás...... qué razón llevas.

Anónimo dijo...

En el Partido Popular de Extremadura, mientras unos son primos, otros somos unos primos.