domingo, 29 de marzo de 2015

SE BUSCA PERDIGÓN ASESINO

           FredBurner Email Suscription Blog Cuentos del Día a Dia        

 Si quiere recibir mis artículos directamente, de forma segura y rápida, facilite un correo electrónico a: tomasmartintamayo@gmail.com       

           


                               El son de los asombros
                               SE BUSCA PERDIGÓN ASESINO

                                                      Tomás Martín Tamayo
                                                      tmartintamayo@gmail.com
                                                      Blog Cuentos del Día a Día

El Consejo General del Poder Judicial ha decidido nombrar un juez especial para instruir exclusivamente las denuncias que presente el presidente y en los juzgados de guardia de Extremadura han abierto una ventanilla con el “Solo Pte. Gobex”. Son medidas excepcionales para un momento excepcional como este, que exige garantizar la seguridad personal de nuestro líder. Lo están acosando hasta la estrangulación, ya se sabe, y el delegado del Gobierno, para no quedarse atrás, ha convocado una reunión urgente con mandos de las fuerzas de seguridad para establecer el tercer círculo de protección del mandatario, pero sin descartar  el cuarto y quinto. En las Vaguadas, su lugar de residencia,  un helicóptero vigila desde el aire y el Ejército ha establecido un campamento con fuerzas especiales, pertrechadas de armamento pesado, todo sea para defenderlo de las dos peligrosas terroristas, auxiliadas desde dentro de los cuerpos de seguridad. Salvo residentes debidamente acreditados, todos los demás deben rellenar un formulario para justificar las causas de su visita, presentando además una certificación que acredite que el visitante carece de antecedentes penales, y otro de buena conducta, firmado por el sargento de puesto y el cura de la localidad de la que procedan.

No se trata solo de poner al presidente del Gobex a salvo de las peligrosas activistas que lo persiguen desde un tanque escondido en un Sinca 1000, es que se ha comprobado que hay otros peligros acechantes, que en un principio no se habían previsto. Lo que parecía una acción aislada de dos subversivas irredentas está dando paso a una confabulación judeo masónica con ramificaciones en los propios cuerpos de seguridad. Como prueba irrefutable, el presidente ha denunciado ante su juez especial, que durante la grabación del vídeo de promoción personal, en el que sale pitando vestido de verde pistacho, corrió un serio peligro al verse, indefenso y sin protección alguna, frente a un perdigón asesino que lo observaba escondido detrás de una mata. Según su declaración, el perdigón lo miró con los ojos enrojecidos de ira y odio y si pudo librarse de las desastrosas consecuencias del encontronazo con tan peligroso animal es porque, gracias a su fortaleza física y condición atlética, pudo saltar tres retamas y un margarito, haciendo una cabriola circense en el aire, que lo puso a salvo de la emboscada del perdigón asesino. Inmediatamente se estableció un círculo envolvente de la zona, pero el perdigón no apareció, lo que induce a pensar que puede contar con cómplices entre los escoltas que dicen proteger al mandatario. Por si se ha escondido en alguna cueva, un georádar peina el monte.
El presidente, ante la evidencia de que algún infiltrado de su séquito había avisado con antelación al perdigón asesino de su presencia en el campo, ha solicitado que, para garantizar su seguridad personal, se descarten a todos los cuerpos de seguridad del Estado, que deben ser sustituidos por el FBI, el  Mossad y los Boinas Verdes. Como primera medida y hasta que se tramite el intercambio, un destacamento de los Geos anda a la busca y captura del perdigón asesino, por lo que, como primera medida identificadora, han hecho un retrato robot del bicho, con los datos aportados por el presidente. Todos se han sorprendido de su agudeza visual porque, pese a haberlo visto durante unos segundos y con el sobresalto propio del caso, ha dado detalles de precisión que pueden conducir a la localización de ave sanguinaria de ojos rojos de ira. Otro cualquiera en su caso se habría desmayado del susto, pero él supo salir del trance con su arrojo habitual. La foto del bicho ya está pegada en  las fachadas y grapada en todos los árboles, con la leyenda, “Wanted, perdigón asesino”. Desde entonces una ambulancia medicalizada y con todos los antídotos conocidos lo sigue a todas partes, porque el presidente cree que el perdigón puede estar pertrechado de un picotazo venenoso.

De momento no se ofrece recompensa, pero el gabinete de crisis que se ha montado en el Gobex estudia la posibilidad de ofrecer medio presupuesto de la Junta a quien pueda dar detalles que ayuden a la localización y detención del perdigón asesino. Vivo o muerto. Ayer mismo abatieron a tres golondrinas y a un estornino que disimuladamente pasaron volando sobre su coche. Esto es un sin vivir, porque la aviflora  se ha confabulado contra nuestro guía. Y todo por envidia.  Dentro de unos días, cuando vaya a Cabezuela del Valle a inaugurar la floración de los cerezos, hasta los frutales se sentirán apagados por su presencia.

______________________________________________________________________________
-Si no quieres recibir mis artículos házmelo saber para darte de baja de la lista de direcciones.
- Si te ha gustado el correo y lo vas a reenviar, incluye a tus destinatarios con CCO. 
- En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como todos los posibles documentos adjuntos al mismo, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos. Por favor, si no eres uno de ellos, notifícame este hecho y elimina el mensaje de tu sistema.

2 comentarios:

Paco Vivas dijo...

Que pena, a lo que hemos llegado.Mordaz y divertido, pero con grandes visos de realidad. Un saludo

Isidro Ventura dijo...


Más que oportuno o interesante, me parece cachondo y con coña marinera por eso del certificado de buena conducta del cura, del comandante de puesto o el del dispensario antituberculoso. En cuanto al perdigón con unas habichuelas, seria su mejor final.