miércoles, 14 de diciembre de 2011

PRÁCTICAS TORTICERAS


Le exigua mayoría que el Partido Popular tiene en la Asamblea de Extremadura más la abstención cómplice de IU, le permite cierta ventaja en los tiempos parlamentarios, pero, hasta ahora, en treinta años de democracia, nunca se había usado la mayoría, ni siquiera las reiteradas mayorías absolutas, para torcer el brazo a las normas habituales, descendiendo a prácticas torticeras, para limitar los derechos de la oposición. El Parlamento no puede enmudecerse con argucias ni estrategias oportunistas, -en las que evidentemente están de acuerdo PP e IU-, porque eso desvirtúa su función, lo devalúa y hace injustificable el enorme coste económico que tiene. Ya está bastante desprestigiada la clase política para que ella misma se desnude ante los focos, demostrando que los sesenta y cinco diputados, casi todos liberados con un sueldo muy generoso, no sirven de nada porque se zancadillea su función desde la propia Cámara.

Como se sabe, contra los Presupuestos presentados por la Junta se han registrado dos enmiendas de totalidad, una del PSOE y otra de IU. Si prospera cualquiera de las dos, los Presupuestos son rechazados por la mayoría absoluta de la Asamblea. Hasta ahora, todos los grupos de oposición que presentaban enmiendas de totalidad podían agruparlas, repartiéndose los tiempos de la defensa o defenderlas por separado. Las votaciones se hacían después de haberlas debatido todas. Ese respeto al parlamentarismo se puso de manifiesto incluso en la etapa más dura de Ibarra, cuando llegó a tener 39 de los 65 diputados. Ahora el PP, a la primera y con la abstención de IU, que “ni quita ni pone rey, pero ayuda a su señor”, ha hecho una interpretación torticera del reglamento, para poner al PSOE en la tesitura de elegir entre defender su enmienda de totalidad o votar la de IU, restringiéndole su derecho para optar por las dos opciones.

La Mesa de la Asamblea ha articulado el debate presupuestario de tal forma que en primer lugar se escuchará la enmienda de IU, votándola a continuación, antes de que se debata la del PSOE. ¿Qué puede hacer el PSOE? Si vota la enmienda de IU, los Presupuestos son rechazados y no puede defender la suya, porque es absurdo posicionarse contra unos Presupuestos “muertos”. Si quiere defender su enmienda no puede votar la de IU y, en justa reciprocidad, lo más normal es que IU tampoco vote la del PSOE, con lo que las dos enmiendas, una con tres votos y otra con 30 se rechazarían. Me malicio que miel sobre hojuelas porque eso es exactamente lo que quieren PP e IU. Uno salva sus Presupuestos y el otro salva la cara, escenificando un distanciamiento del PP y defendiendo un rechazo que en el fondo no quiere. ¿Tartufo o Maquiavelo? Pinocho.

Puede parecer una trampa muy ladina, pero la democracia se resiente con estos juegos malabares. En treinta años todos los grupos han podido defender sus enmiendas y votar las de los demás. No es momento para montar el teatrillo de marionetas porque la gente no sabe si apretarse el cinturón o bajarse los pantalones para c… en las muelas de algunos listillos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnífico...

Machacando las Almendras dijo...

Me alegra enormemente que cuando alguien se salta los principios no tenga que ser la oposición, sino desde las propias filas, desde donde se alcen las voces críticas.

No se puede seguir enterrando la Democracia, mucho mas hondo de lo que hacen las propias leyes que mantienen unidos, y mezclados a los tres poderes, sin contrapeso posible.


Ya conocía de sus coraje, y la defensa de los principios que se puso de manifiesto un día, cuando no le importó avalar una candidatura de una formación con la que usted no comparte militancia, pero si ejerció la defensa del derecho al sufragio pasivo que limita la ley electoral, en este caso en las Elecciones al Parlamento Europeo.

Gracias por ser coherente, gracias por dar ejemplo.

Un agradecido saludo ciudadano.

Bufalo 1973 dijo...

Una lástima para el planteamiento que esa situación sea debida a una modificación del reglamento realizada por PP y PSOE para aumentar el bipartidismo. Si por otra parte, el PSOE hubiera sido más rápido en presentar su enmienda hubiera ido en primer lugar su presentación, no la de IU. Pero claro, es muy fácil echarle todas las culpas a IU en lugar de plantearse en qué se ha equivocado el PSOE.